Zonas verdes: ¿Cantidad o Calidad?

  • febrero 7, 2019

Primero, debemos aclarar el término “zonas verdes”. Cuando hablamos de las “zonas verdes” de una ciudad se entienden diferentes aspectos según la definición que tengamos en cuenta.

Por un lado, el planeamiento urbanístico establece como dichas zonas aquellas que comprenden parques urbanos, jardines y plazas permeables. Siguiendo esta definición, la OMS establece que el mínimo recomendado de este tipo de superficies en las ciudades debe ser de 10 metros cuadrados por habitante. La media de la superficie de área verde por habitante de las ciudades españolas está en 11 m2. Así, aunque superamos el mínimo establecido por la OMS, no debemos olvidar que dentro de esta denominación se incluyen zonas que carecen de vegetación o cuya calidad es deficiente. Entonces, ¿son tan verdes nuestras ciudades?

Calidad de zonas verdes: NDVI

Para responder esta pregunta es necesario conocer el NDVI. El Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada es la medida que nos permite conocer si la vegetación urbana es de calidad.

Para entenderlo mejor, veamos qué supone “calidad” en la vegetación. El NDVI sirve para estimar la cantidad, desarrollo y calidad de la vegetación.

Según este índice, las zonas verdes se clasifican por su calidad en las siguientes:

  • < 0 Agua/ cobertura artificial
  • 0 < 0.2 Suelo desnudo/ vegetación muerta
  • 0.2 < 0.4 Vegetación dispersa o poco vigorosa
  • 0.4 < 0.6 Vegetación abundante o vigorosa
  • > 0.6 Vegetación muy densa y vigorosa

Ejemplos gráficos de zonas verdes

Así pues, no todas las zonas consideradas “verdes” son de este color. Por tanto, conocer la calidad de la vegetación de las que sí cuentan con especies vegetales resulta interesante a la hora de saber los beneficios que aportan a la ciudad.

Entre los aspectos positivos de la vegetación urbana se encuentran la absorción de CO2 y contaminantes, reducción de ruido, capacidad termorreguladora… Sin embargo, si el índice de vegetación no está por encima de 0.4 no se considera de buena calidad. Y, por tanto, no proporciona los beneficios antes mencionados.

En Green Urban Data, monitorizamos la calidad de la vegetación de modo que la toma de decisiones resulta objetiva y simplificada. Conocer el estado de la vegetación de tu municipio te ayudará a la hora de la planificación de políticas medioambientales, de urbanismo e incluso sociales y de innovación.

¿Quieres saber qué podemos hacer para ayudarte? ¡Escríbenos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.