¿Cuánto nos cuesta el calor? Efectos económicos de las altas temperaturas

  • julio 9, 2019

El verano ha llegado y con él las olas de calor. En las noticias y las redes sociales no dejamos de escuchar consejos sobre cómo evitar golpes de calor y minimizar los efectos en nuestra salud. Pero, además, el calor afecta a nuestra productividad y, por ende, a nuestra economía.

De hecho, hace poco saltaba la noticia de que el calentamiento global, en el mejor escenario, supondrá la pérdida de 80 millones de puestos de trabajo en 2030. Pero ¿qué supone esto?

Efectos económicos de la temperatura

Veamos, la población mundial no deja de crecer, y para el 2030 se calcula que habrá más de 8.600 millones de personas, de las que el 70% vivirá en zonas urbanas.

Efectos económicos de las temperaturas: de los trabajadores a los materiales
Los trabajadores al aire libre están más expuestos al estrés térmico

Si esta población está expuesta a un alto estrés térmico por el incremento de temperatura (el mejor escenario es un aumento de 1.5ºC), y según la Organización Internacional del Trabajo, el rendimiento laboral descendería un 2.2%.

Esto, traducido a valor monetario, supondría pérdidas mundiales por encima de los 2.100 millones de euros. Y esto solo en pérdidas directamente relacionadas con la productividad laboral.

También habría que sumar los gastos en sanidad derivados de los problemas del estrés térmico. Aquí en España, los datos del verano de 2018 hablan de 92 accidentes laborales causados por el calor. De los cuales el 4% de las insolaciones fueron mortales.

Y no solo eso, el calor también afecta a las infraestructuras urbanas. Carreteras, zonas ajardinadas, edificios y mobiliario urbano, todos se ven afectados en mayor o menor medida. Y su reparación y/o sustitución suponen importantes partidas presupuestarias para los municipios.

Además, el sector del turismo, que en España supone casi el 15% del PIB nacional, se vería muy dañado por las altas temperaturas.

Afectados por la temperatura

Cuando pensamos en profesiones que puedan estar afectadas por el estrés térmico, probablemente pensemos en los trabajadores de las obras, tanto de ciudad como de carreteras.

Sin embargo, son muchos los que se ven afectados por altas temperaturas en sus puestos de trabajo. Los trabajadores de los servicios de mantenimiento y limpieza de parques y jardines y vías urbanas, o los guías turísticos son algunos de los grupos que más sufren con las altas temperaturas. De hecho, ellos, junto a panaderos y cocineros (entre otros) tienen un 9% más de probabilidades de sufrir accidentes laborales por el calor.

Soluciones

El aumento de la temperatura parece algo inexorable. Sin embargo, con la elaboración de planes y la toma de decisiones en cuanto a medidas de adaptación se pueden conseguir grandes logros. Con herramientas como el software de Indicadores Ambientales es posible diseñar estrategias y acciones que supongan la disminución de la temperatura urbana y, por tanto, el ahorro económico para la ciudad.

Uno de los principales pasos es la localización de las zonas con mayores temperaturas. Una vez estas áreas han sido localizadas habrá que entender las razones por las que eso ocurre y, por último, llevar a cabo acciones que mejoren esa situación.

Algunas soluciones que han tenido éxito en otras ciudades del mundo pasan por la utilización de cubiertas verdes en los tejados de los edificios públicos (desde colegios hasta consistorios) a la utilización de pavimentos fríos en las calles.

Con las cubiertas verdes es posible disminuir la temperatura dentro de un edificio. De esta forma, no sólo se mejora el ambiente dentro del mismo si no que se ahorra en sistemas de refrigeración y se reducen las emisiones de CO2.

Green Urban Data

El software en la nube que hemos desarrollado permite obtener indicadores ambientales, como los relacionados con la temperatura, la humedad o la contaminación, de forma automática. De este modo, podrás definir, a escala de barrio o calle, tus estrategias de sostenibilidad y diseñar tus planes de adaptación al cambio climático de manera objetiva. Con datos fiables y de forma sencilla ahorrando tiempo y recursos y demostrando a tus ciudadanos tu buena gestión ambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.