Greenwashing ¿cómo te ven tus vecinos?

  • diciembre 2, 2019

¿Somos realmente verdes o hacemos greenwashing? Es decir, ¿estamos llevando a cabo acciones que, de verdad, cambian el planeta a mejor? o ¿es solo buena imagen?

El greenwashing tuvo su época, pero afortunadamente esta tendencia está cambiando. Este término anglosajón viene a decir que: de puertas para fuera somos verdes, pero en la realidad no. Las empresas y gobiernos son los que más se nutren de esta tendencia. Habiendo casos tan sonados como el de Volkswagen.

Sin embargo, el hecho de que unos pocos quieran “ensuciar” la lucha contra el cambio climático, no debe desanimarnos en seguir trabajando para cambiar y adaptar nuestros municipios y empresas. Y, por ende, mejorar la vida de nuestros vecinos.

Hoy en día estamos expuestos a una vorágine de información que nos hace perder el foco en lo que realmente importa. Así, son muchos los municipios que llevan años luchando contra el cambio climático y mejorando la vida de sus conciudadanos, pero la información de sus logros no siempre llega a sus vecinos, y menos aún al resto del país.

¿Cómo combatir el greenwashing?

Greenwashing: acciones reales contra el cambio climático

Por lo tanto, es importante comunicar tu buena gestión ambiental, evitando el greenwashing, con datos objetivos y fiables. Hasta ahora no era fácil acceder a los datos ambientales de las diferentes localidades, pero Green Urban Data tiene la solución.

Comunica tus acciones

Se trata de una solución con datos objetivos y avalados por agencias espaciales internacionales como la NASA y la ESA que te permite obtener y visualizar todos tus datos ambientales en una plataforma. Accediendo fácilmente a ellos para poder comunicar tu buena gestión ambiental.

De modo que, si has realizado acciones para, por ejemplo, peatonalizar calles y reducir así la contaminación, o mejorar un parque urbano, podrás cuantificar esas mejoras, así como los beneficios derivados de ellas. Entre esos beneficios está la mejora de la calidad del aire en la zona, la reducción de la temperatura o del ruido.

A fin de cuentas, nuestros vecinos no quieren grandes cifras ni complicados porcentajes. Ellos quieren saber que su barrio, su entorno, mejora gracias a las acciones que lleva a cabo el ayuntamiento de su localidad.

¿Quieres empezar a combatir el greenwashing y mostrar con datos tu buena gestión ambiental? Tenemos la solución.